sábado, 19 de junio de 2010

Enfermedades de las plantas

Síntomas morfológicos en las enfermedades de las plantas


 

Síntomas son las condiciones de la enfermedad, las manifestaciones aparentes de las reacciones fisiológicas de las plantas a las actividades dañinas del agente causante de las mismas. Para algunas enfermedades en una planta dada, hay una manifestación de síntomas característicos, que comúnmente aparecen en series subsiguientes durante el curso de la enfermedad. Esta serie de síntomas se llama el síndrome, o descripción o cuadro de la enfermedad, y el diagnóstico de la enfermedad de la planta en el campo depende mucho del reconocimiento de su síndrome.

Síntomas detectables externamente pueden ser manifestados por toda la planta o por algún órgano de la misma. Tales síntomas son llamados síntomas morfológicos, y son comúnmente detectados visualmente, aunque algunos pueden ser detectados a través de los sentidos del olfato, tacto o gusto. Los síntomas que pueden ser solamente detectados por examen microscópico del tejido enfermo son síntomas histológicos, y su estudio así llamado anatomía patológica (Buder y Jones, 1949). Las tres clases de síntomas morfológicos son las necrosis, hipoplasias e hiperplasias. Estos síntomas están descritos a continuación en terminología similar a la de Whetzel (1929, 1935).


 

Necrosis

Las necrosis están caracterizadas por la degeneración del protoplasma, seguida por la muerte (necrosis) de las células, tejidos, órganos y toda la planta. Los síntomas necróticos expresados antes de la muerte de los protoplastos son plesionecróticos (casi muertos), y aquellos manifestados después de la muerte de los protoplastos son holonecróticos (completamente muertos).


 

Plesionecrosis

Amarilleo, marchitez e hidrosis son comúnmente manifestaciones de plesionecrosis.


 

Amarilleo (cloranemia) resultan de la destrucción por desintegración de la clorofila. El amarilleo es distinto de la CLOROSIS, un síntoma hipoplástico caracterizado por imposibilidad o inhibición de la fotosíntesis para desarrollarse por completo (Whetzel, 1935), aunque el último término es usado con frecuencia para designar una coloración patológica amarilla en los tejidos que son normalmente verdes (Heald, 1933).


 

Marchitez es la caída o inclinación de las plantas o partes de plantas como consecuencia de la pérdida de turgencia en las células de sus hojas o tallos. La marchitez debida a la deficiencia de agua en el suelo es reversible, siempre que el agua sea suministrada antes de que haya sido alcanzado el punto de marchitez permanente. La marchitez patológica es irreversible, sin embargo, y está causada por inducción de un patógeno que produce un empeoramiento en la conducción del agua.


 

Hidrosis es el término usado para describir la aparición de manchas translúcidas, como empapadas de agua, de enfermedades del tejido cuyos espacios intercelulares contienen líquidos desprendidos de las células con daños en las membranas del plasma. La hidrosis con frecuencia precede al desenvolvimiento de aquellos síntomas holonecróticos como podredumbre, manchas y marchitez.


 

Holonecrosis

La holonecrosis se puede desarrollar en alguna parte de la planta enferma. Como un grupo, son probablemente los más familiares de todos los síntomas, porque son los más visibles: tejidos de plantas en los cuales aparece la necrosis formando comúnmente una sombra parda (Heald, 1933). Síntomas holonecróticos se tratan aquí en tres grupos, dependiendo de si aparecen en órganos de almacenamiento, en tejidos verdes o en tejidos leñosos.


 

Necrosis de órganos de almacenamiento. Muchas enfermedades de órganos de almacenamiento, tales como frutos, semillas, bulbos, tubérculos bulbiformes, tubérculos y raíces, terminan en descomposición o decaimiento, llamada podredumbre.

La hidrosis con frecuencia precede a la podredumbre, que es entonces blanda y húmeda: la producción de jugos de los tejidos con podredumbre blanda se llama rezumo o exudación. Algunas podredumbres de tejidos carnosos, sin embargo, se desarrollan sin hidrosis y son duras y secas. En algunas enfermedades, especialmente aquellas de frutos, el agua se pierde rápidamente y el fruto decaído se seca y se vuelve arrugado, plegado, fruncido, tenaz, fuerte; éstos son los síntomas de la momificación.



 

Necrosis de los tejidos verdes de la planta


 

"Damping off" es un término intraducible y de uso frecuente; su mejor equivalencia es "podredumbre de plántulas". Es la rápida marchitez y caída de las plantitas de semillero como consecuencia de una extensiva necrosis del tallo cerca de la línea del suelo. Los patógenos que causan el "damping off" (o "podredumbre de las plantitas de semillero") pueden también infectar semillas o el hipocotilo debajo de la superficie del suelo y de este modo prevenir la emergencia de las plantitas de semillero, una condición llamada "podredumbre 'de preemergencia".

Probablemente los síntomas necróticos más familiares en las hojas verdes y en el fruto son las manchas, una zona bien definida de tejido necrótico gris, canela o pardo, que puede estar rodeado por un borde púrpura o algún otro color oscuro. En el caso especial del tejido necrótico, dentro de una mancha de hojas se agrieta y cae desprendiéndose del tejido verde que le rodea, el síntoma se refiere al cribado o perdigonada. Las manchas pequeñas se llaman algunas veces abigarrado, jaspeado. Cuando el micelio oscuro de un hongo patógeno aparece en la superficie de una mancha necrótica el síntoma se llama roncha, erupción (blotch). Mancha y roncha son ejemplos de los llamados síntomas restringidos, porque no se extienden por completo en la parte de la planta en la cual aparecen.


 

Otros síntomas holonecróticos restringidos o limitados incluyen rayas y franjas. Ambas son zonas alargadas de necrosis: las rayas aparecen a 1o largo de tallos y venas, y las franjas o bandas en tejido laminar entre las venas de las hierbas. La necrosis neta es un síntoma resultante de un patrón irregular de anastomosis entre rayas y franjas.


 

Necrosis extensiva sin restringir que envuelve órganos enteros incluyen marchitez, agostamiento, quemado, fuego, escaldadura, atizonado, desgranado (descascaramiento). El mildiu o mildew es un ataque de marchitez que produce la muerte rápida de todo el órgano o parte de las hojas, incluyendo las venas.


 

La coalescencia de varias manchas en el tejido de la hoja es con frecuencia impropiamente llamada marchitez, mildiu; impropiamente, porque la marchitez, mildiu, resulta del desarrollo rápido del patógeno de un solo punto de infección y las manchas coalescentes resultan del desarrollo del patógeno en varios puntos de infección (manchas). Agostamiento o socarrina se parece a la marchitez, pero la necrosis aparece en patrones irregulares entre las venas o a lo largo del borde de las hojas. Quema es la repentina desecación, debilitación y muerte de toda la hoja; las hojas ellas mismas no son invadidas por el patógeno, pero manifiestan la quema en respuesta a las actividades de los patógenos de la podredumbre de la raíz y de la marchitez. Escaldadura es el blanqueamiento de la epidermis y de los tejidos adyacentes del fruto y ocasionalmente de las hojas. El blast, corrimiento, tizón o quemadura es la muerte repentina de brotes o inflorescencias sin abrir. La necrosis extensiva que resulta en caída prematura de los frutos se llama desgranamiento.


 

Necrosis de los tejidos leñosos. Necrosis extensivas de los vástagos desde las puntas hacia atrás se llaman marchitamiento hacia atrás o cabeza de ciervo (stag-head); estos síntomas, comúnmente se hacen evidentes durante corto tiempo después de la hibernación. Necrosis restringida de la corteza y tejidos cortica1es del tallo o raíces se llama canker (chancro o cancro); en estas lesiones, el tejido necrótico está muy bien delimitado, comúnmente por callo rodeado de tejido sano.

La exudación del tejido leñoso dañado o enfermo se llama sangradura cuando el exudado no es ni gomoso ni resinoso. La exudación de sustancias gomosas igual que aquellas de agrios enfermos y de frutales de hueso se llama gomosis; la exudación de resina por las coníferas se llama resinosis.


 

Hipoplasias


 

  • Hipoplasia es la debilidad de las plantas u órganos para desarrollarse por completo; tamaño subnormal y coloración pálida son los síntomas hipop1ásticos más comunes.
  • Enanismo es la debilidad de la planta para alcanzar el tamaño completo. Arrosetado es la condición por la cual los internudos no se alargan y las hojas están agrupadas igual que los pétalos de una rosa.


 

La represión del color puede ocurrir y puede ser completa o parcial. Cuando es completa se llama blanqueo; cuando los tejidos normalmente verdes son en parte amarillos el síntoma es llamado cIorosis. Mosaico es un moteado en amarillo en zonas verdes de las hojas.

La debilitación completa de los órganos para su desarrollo se llama extinción (supresión). La etiolation es un complejo de síntomas hipoplásticos, es la decoloración pálida que aparece en las plantas guardadas en la oscuridad, combinado con el enanismo, clorosis y filosidad (spindliness).


 

Hiperplasias

Los síntomas de hiperplasia son el resultado del exceso de desarrollo en tamaño o color de las plantas u órganos de plantas o del desarrollo temprano anormal de los órganos de plantas.


 

Gigantismo

Se conoce como gigantismo un excesivo aumento en el tamaño de una célula, un tejido, un órgano o una planta entera.


 

Gigantismo de las hojas y frutos.

Rizamiento es el torcimiento de los brotes o arrollamiento de las hojas como resultado del exceso de crecimiento en una parte de un órgano, vg., hojas que se curvan hacia arriba en forma de copa.

El arrugamiento de las hojas producido por una relación diferencial de crecimiento de sus partes se llama "savoying" (hojas arrugadas). Aunque el síntoma es comúnmente hiperplástico, como resultado del exceso de desarrollo del tejido laminar, puede ser hipoplástico, como resultado del menor desarrollo de las venas o del borde de la hoja. Puede, sin embargo, ser hipoplástico e hiperpilástico al mismo tiempo: el rasgo esencial de los síntomas es que las células de áreas adyacentes o el desarrollo de los tejidos se efectúa a diferentes proporciones.

Sobrecrecimiento de los tejidos epidérmicos y subyacentes en las hojas, frutos, tallos o tubérculos puede dar como resultado la costra o escara, síntoma que consiste en lesiones discretas, levantadas, ásperas. Las paredes de la célula en las lesiones de costra están comúnmente suberizadas, ya que están endurecidas por depósitos de corcho o suberina. Intumescencia, el síntoma de diagnóstico del edema, es una marchitez causada por hinchamientos de localización en células epidérmicas y subepidérmicas por causa de una excesiva acumulación de agua.


 

Gigantismo de los tallos y raíces. Excesiva acumulación de materia nutritiva elaborada, acumulación efectuada en los tallos por encima de un área constricta o ceñida, produce una hinchazón llamada sarcosis. Las hinchazones localizadas que envuelven órganos enteros son tumefacciones. Tumefacciones familiares son los tumores, nudos y porras. El desarrollo de órganos adventicios resulta en fasciculación, un racimo de órganos alrededor de un punto local: "escobas de brujas" y raíces pelosas como ejemplo. Cuando los órganos cilíndricos, Como tallos, se extienden y aplastan como si varios hubieran crecido juntos, presentan los síntomas conocidos como fasciación. Proliferación es el continuado desarrollo de un órgano después que ha alcanzado un estado debajo del cual él normalmente no crece. El exceso de ,crecimiento del tejido como repuesta a las lesiones se llama callo; se forma alrededor de la mayoría de los chancros (llagas gangrenosas) y con frecuencia previene la difusión del patógeno dentro de las áreas adyacentes al tejido sano.


 

Síntomas hipercrómicos

Los síntomas hipercrómicos, que consisten en un sobredesarrollo del color, incluyen virescencia, el desarrollo de la clorofila en los tejidos normalmente libres de ella; antocianescencia, la coloración purpúrea resultante del exceso de desarrollo de los pigmento s de las antocianinas, y el bronceado, la aparición de color cobre, tal como la deficiencia de potasio en las hojas de papa.


 

Síntomas metaplásticos

La metaplasia aparece cuando los tejidos cambian de una forma en otra. Si ésta resulta en el desarrollo de los órganos en posiciones inesperadas, se llama heterotopia; dos ejemplos son los filodios, el desarrollo de pétalos y otros órganos florales en estructuras igual que hojas, y juvenillody, el desarrollo de hojas juveniles, igual que las de las plantitas de semillero, en plantas maduras. Russeting es un pardeado áspero, superficial de la superfi¬cie del fruto y tubérculos, resultante de la suberización de las paredes de las células epidérmicas y subepidérmicas.


 

Síntomas prolépticos (previos)

El desarrollo de los tejidos antes de lo usual es la base característica de los síntomas prolépticos. Prolepsis se refiere al desarrollo prematuro de un vástago de un brote, seguido comúnmente de la muerte hacia atrás o daño de las ramas. La formación prematura de la capa de abscisión (corte) en la base de los pecíolos resultó con la caída temprana de las hojas o abscisión proléptica. Inesperado desarrollo de los órganos que son comúnmente rudimentarios se llama restablecimiento o restauración.


 


Proliferación en manzano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada